martes, 25 de junio de 2013

Cáscaras vacías

Cargando..


Vuelvo a los lugares de siempre, mientras me adentro en la penumbra de los días.
Ya no queda nadie. La fiesta terminó hace tiempo.

 Extraños vestigios crepitan bajo mis pies: ecos de un futuro olvidado.
Las cáscaras vacías de los otros nunca suenan igual.

 Hoy las almendras son amargas.

¿Cuándo empecé a pisar cáscaras vacías?



8 comentarios:

  1. Pocas palabras dan para muchas interpretaciones...
    Lo que tengo claro es que el "crujido" de los recuerdos no es igual para que el que se benefició de ellos que para el que los sufre después...
    Y también tengo claro que en cuanto uno se formula una pregunta es que ha comenzado a averiguar la respuesta.
    La mía preferida siempre es ¿por qué?

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantes consideraciones las que haces, Mara. Está claro que nunca el punto de vista de quien vive las cosas es el mismo que el de terceros. Y es cierta una cosa, muchas veces las preguntas las tenemos respondidas de antemano, lo que muchas veces, no queremos saberlo...

      Besos

      Eliminar
  2. Casi, casi coincido con Mara, mi pregunta preferida es ¿Y por qué no? :)

    Frase magnífica y multisensorial: "Las cáscaras vacías de los otros nunca suenan igual" Y se puede sustituir "cáscaras vacías" por: problemas, fracasos, errores, vacíos, ausencias, frustraciones...

    Y la perla de cierre, no recordar siquiera cuando empezamos a transigir.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has captado en toda su extensión, Isabel!
      Toda cáscara vacía bajo nuestros pies es más que nada algo extraño y sobretodo incómodo. Y como bien dices, sustituible por tantas cosas que no deseamos sino tirar lejos...

      Gracias!

      Eliminar
  3. Las pisas como todos. Unas veces sin darte cuenta y otras porque hay que hacerlo.

    Bonita reflexión, Ricardo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Blanca. Aunque preferiría no pisarlas...

      Eliminar
  4. Las pisas a veces porque simplemente quizas no nos detengamos a ver que hay bajo nuestros pies.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces miramos abajo cuando ya es tarde...
      Gracias, Tania

      Eliminar